lunes, 7 de septiembre de 2009

FRIENDLY TV



Título: Friends.

Fecha de emisión: 1.994-2.004

Género: Comedia situación.

Palmarés: Dos Globos de Oro a Jennifer Aniston, varios premios Emmy, People´s Choice Awards y varios Premios del Sindicato de Actores.

Reparto: Matt Le Blanc, Jennifer Aniston, Lisa Kudrow, David Schwimmer, Coruteny Cox, Mathew Perry,

Opening: I´ll be there for you (The Rembrandts).

Cadena: NBC.

Creadores: David Crane y Marta Kauffman.

Producción ejecutiva: Kevin S. Bright, Marta Kauffman y David Crane.

Lo cierto es que el tópico es el tópico. No se dude que esta serie lo es y de los grandes. Una comedia situación al uso, un puñado de amigos, que naturalmente, al ser chicos y chicas en edad de merecer, tienen una serie de encuentros y desencuentros. Para no liar mucho a los espectadores, en los primeros episodios bastará con escenarios fácilmente reconocibles (el aparmento que comparten, la cafetería, el lugar donde trabajan...). Aparentemente todo sencillo y hasta previsible, entonces, ¿por qué diablos ha funcionado durante diez años de continuado éxito? Y es más, ¿Por qué sigue atontando espectadores por ejemplo en sus revisionados en Cuatro?

No tengo muy claro cuando arrancó de verdad.Un tío mío de exquisito gusto en el cine, me dice que fue el casting lo que la convirtió en algo tan especial. Efectivamente es un reparto de altura, ya comentaremos algo más adelante, pero creo que ni los mejores actores hubieran salvaguardado el bote per se. Lo cierto es que la primera temporada arranca algo tibia, el primer capítulo es algo apresurado, la presentación de Rachel (Jennifer Aniston) es muy forzada. No obstante, los guionistas tienen buena mano, hay mucha proyección en los personajes, por ello se les empieza a ver. Entonces, te colocas el cinturón y se advierte que se tomarán curvas.

A medida que los episodios avanzan te das cuenta de varias cosas. Que el formato, igual que pasa en los Simpsons (serie que por cierto sempre ha tenido muy buen rollo con este producto), 20 minuto que ni sobran ni se quedan cortos. En especial, conforme se profundiza en los pesonajes, les vemos más y más cómodos. En especial Chandler (el genial y polémico Mathew Perry, un cómico como la copa de un pino con demasiados incidentes en su vida privada) y Poebbes (la excéntricamente alocada Lisa Kudrow, que por cierto, tenía muy buen ojo para embarcarse, pues de no haberse metido en Friends hubiera podido acabar perfectamente en Fraisier) van a brindar momentos tremendos. En especil Kudrow, canta autora en esta serie, irá desgranándonos una vida muy curiosa. También atentos a los ligues que se busca y a su hermanastra.

Especialmente con el público estadounidense (la serie tuvo el tacto también de quitar las Torres Gemelas cuando se produjo el triste atentado, que salía en el opening fue total) y rompiendo el tópico, muchos pensaban que cuando se hablaba de "Son un grupo de amigos que se juntan todas las semanas para echar unas risas", haciendo reír a todo un país, hemos de añadir. Además, la exportación del producto ha sido muy buena y hasta copiada descaradamente en otras zonas, eso sí, rara vez con la magia de la original.

Un hecho más polémico son las estrellas invitadas. En ocasiones, sobre todo a medida que la serie avanzaba, cuando podía relanzar tu carrera aparecer en un episodio, hubo un desfile descarado. Esto no quita que en ocasiones haya habido cameos absolutamente sensacionales, por ejemplo cuando Joey, que es un actor en busca de su oportunidad ( interpetrado por el carismático Matt Le Blanc, que sin embargo no ha conseguido repetir éxito con Joey a secas, una spin off) al fin actúa con un intéprete que le encanta (que encarna el magnífico Gary Oldman), pero que tiene un problema... que acribilla a perdigones cuando habla. Con esta sencilla premisa montaron gags muy, muy buenos y me sorprendió que un actor tan exquisito como Oldman se plegase a un papel de tan poco lustre (en apariencia) y lo hiciera tan divertido. También destacó la aparición de Brad Pitt (recordemos la polémica de la prensa rosa con Aniston) o Bruce Willis (muy amigo de Mathew Perry).

Se detectan también ciertas deudas. Courteney Cox (quizás el personaje más consistente de toda la serie a lo largo de todas las temporadas) tiene cositas del maniático Jack Lemmon de "La extraña pareja". Del mismo modo, el triángulo amoroso eterno de la serie siempe será el de Rachel (Aniston) y Ross (David Schwimmer), alternando el otro vértice, con competidores/as, un poco al estilo (salvando distancias geográficas) al que tuvo "Aquí no hay quien viva" con Belén y Emilio. De Ross decir que es el protagonista que mejor cae en el sentido tierno (los más divertidos son Joey y Chanler, míticas partidas de futbolín y el episodio donde tienen televisión porno gratis es para ponerle unas velas), porque desde luego su biografía no tiene desperdicio.

En definitiva, una serie de las más emblemáticas del tránsito del siglo XX al XXI, que puede presumirse de algo que solamente unas pocas pueden... haberse despedido con millones de espectadores de share y solamente porque ellos así lo quisieron.

3 comentarios:

Elizabeth Bennet dijo...

Una de mis preferidas, sin duda. Ver un episodio de 'Friends' es sinónimo de pasar un buen rato. Lo cierto es que sus seis protagonistas son entrañables, y me costaría muchísimo tener que decidir mi favorito.
Aquí te dejo una buena página en español sobre la serie, por si tienes curiosidad: http://www.friendspeich.com/

El Viejo dijo...

Hombre, ya se te echaba en falta Elizabeth. Pues sí, una de las grandes series. Y gracias por tu interesante enlace. 1 besillo.

Easmo dijo...

Enorme friends. Realmente no puedes encasillarla en una sola cosa, ya que es una serie sobre la vida de esos amigos, literalmente hablando.

Enormes las tramas, como las de las bodas, los cameos (ese Gordon XD ya sabes)... todo goder.